jueves, 8 de diciembre de 2016

"La Ciudad", semanario de oposición en los años cuarenta. Parte 3


Extractos de el semanario "La Ciudad", publicado en los años cuarenta, y dirigido por el conocido maestro e intelectual don Pedro Reyes Velázquez.
A diferencia de otras publicaciones de oposición, ésta se orientaba particularmente a señalar y denunciar algunas deficiencias de la administración municipal de Monterrey en aquella época.
Aunque con otros actores políticos, algunas problemáticas siguen estando vigentes. Las fotografías son de mala calidad, sin embargo con algo de ajuste en el contraste e iluminación pueden ser apreciadas de mejor forma.

Feria de los panteones. (c.1942)
Se establecía cada año al acercarse el día de muertos en el área adyacente a los antiguos panteones de la ciudad, por la calle de Venustiano Carranza en su esquina con Aramberri.

Otra imagen de la desaparecida feria de los panteones. (c.1942)
Aún se aprecian tumbas de "bóveda compleja" probablemente de sillar, mismas que aún es posible encontrar en algunos de nuestros pueblos.

La plaza "21 de Marzo", hoy conocida como "de los enamorados".
La publicación se quejaba del abandono en que se encontraba en aquel entonces, (1942)

Inspección general de policía. En la esquina de Venustiano Carranza y Espinoza.

Los arbotantes centrales de la avenida Pino Suárez.
En aquel entonces algo deteriorados y sin luz, y por lo tanto blanco frecuente de los noctámbulos con algunas copas de más.

La zona de carga de la estación Unión (O del Nacional) de los ferrocarriles mexicanos.
En el actual cruce de Pino Suárez y Colón. 

Un habitante de la colonia Independencia, reparando el techo de su precaria vivienda.

2 comentarios:

  1. Vine por aquí a revisar esta otra entrada. Súper interesantes imágenes y descripciones. Me parece recordar algo parecido a la feria en V. Carranza, pero durante el tiempo de Navidad. No estoy seguro y hablo de los años 70s. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Probablemente ya no había tanto problema, y la fería había regresado, pues ya se había movido de ahí el panteón municipal en los años setenta.
      Saludos.

      Eliminar