jueves, 19 de diciembre de 2013

"La ciudad", charla de Ricardo Elizondo Elizondo 2002.

Interesante charla en que el recién fallecido escritor hace una interpretación a su particular estilo de la antigua conformación de nuestra ciudad y de otras peculiaridades de la misma.



Subido a YOUTUBE por la Academia Nacional de Arquitectura capítulo Monterrey.

martes, 11 de junio de 2013

Julio de 1915, Monterrey enfrenta saqueos y carestía.

Entre las fotografías de Monterrey que alberga la colección de la Librería del Congreso Americano, me encuentro con una nueva imagen captada por el reconocido fotógrafo Jesús R. Sandoval, que retrata a un nutrido grupo de gente del pueblo haciendo fila para recoger unas "bolsas de maíz" aparentemente donadas por la Cruz Roja Internacional el mes de Julio del año de 1915, según de desprende del pie en la misma fotografía.

Haciendo una superficial revisión de la situación que vivía en aquel entonces nuestra ciudad asolada por las pugnas entre carrancistas, convencionistas y sus caudillos más representativos en la zona: como Francisco Villa, Raúl Madero, Jesús Carranza, Antonio I. Villarreal, y muchos otros, no es difícil imaginar las condiciones de precariedad que alcanzaría el aprovisionamiento de artículos de primera necesidad, particularmente los comestibles, y de como ante la situación de desabasto más extrema que ha vivido Monterrey, los grupos de comerciantes y algunas organizaciones desligadas de los "pasajeros gobiernos revolucionarios", tuvieron que encargarse de la situación ante el caos generalizado.

El historiador local Óscar Flores Torres aporta unos datos interesantes sobre la situación prevaleciente en los primeros días de Junio del año en cuestión tras la salida de los villistas:

"...En  Monterrey, las autoridades fueron reinstaladas y nombrado un gobierno interino cuya jefatura recayó en el general Idelfonso Vázquez. De inmediato la administración carrancista pidió el apoyo de los miembros de la Cámara de Comercio para hacer frente a una de las hambrunas (¿más fuertes?) jamás registradas en la capital. A principios de junio (1915), la Cámara Nacional de Comercio, las autoridades militares y el cuerpo diplomático se vieron obligados a sesionar conjuntamente, ante el miedo que podían representar los brotes de desorden que aparecían cada vez con mayor frecuencia en todos los rumbos de la ciudad. El pueblo se dedicó a buscar y saquear, en los pequeños y grandes almacenes, los productos básicos que notoriamente escaseaban, como resultado de casi cinco años de revueltas intestinas. El dictamen de la reunión fue unánime. Se creo un Fondo de Auxilio con el objeto de vender estos artículos a precios más que el de costo..."
Añade el historiador:
"...El consulado norteamericano también se comprometió a absorber temporalmente el precio de costo y transporte de una importante remesa de maíz y frijol, facilitada por la Cruz Roja norteamericana al Fondo de Auxilio. De esta forma, la experiencia adquirida por la comuna empresarial y el consulado estadounidense, guiaron a los todavía inexpertos representantes públicos a aceitar un aparato cuya maquinaria había sido ensayada con anterioridad..."

Fuentes:
Monterrey en la revolución 1909-1923
Oscar Flores Torres.
Librería del Congreso Americano. ( Ver foto en formato TIF, para apreciar mejor los detalles de la imagen)